Adiós Pompona

Etiquetas

     El pasado 8 de septiembre, por la mañana, nos dejó nuestra perrita Auca, aparentemente tras un fallo hepático.auca1

      Ya cumplidos los 15 años, compartió con nosotros tantas cosas, que su ausencia se siente mucho, y es un desgarro en el corazón.

auca2

      Adiós nuestra pomponcita, nunca te vamos a olvidar…

auca-ultima

“Era nuestro perro y era la ternura,
esa que perdemos cada día mas
y era una metáfora de la aventura
que en el diccionario no se puede hallar.
Digo nuestro perro porque lo que amamos
lo consideramos nuestra propiedad…

(…)

Nos dejó el espacio como testamento
lleno de nostalgia, lleno de emoción
vaga su recuerdo por los sentimientos
para derramarlos en esta canción…”

(de “Callejero” de Alberto Cortez)

Anuncios

Rebobinando IV

Etiquetas

      Comentóles…

mov suelo Barrio

      De vez en cuando yo, Gus, salgo a caminar por los alrededores, algunas veces solo, otras acompañado (sea canino u homo-sapiens). Para mover el esqueleto y también para conocer lugares, plantas o algún que otro animal. Aquí muestro algunas fotos de ello.

Caminatas Gus Caminatas Gus 1 Caminatas Gus 2 Caminatas Gus 5 Caminatas Gus 7 Caminatas Gus 8

      En una de esas salidas acompañé a un conocido a surfear en la arena. Era un lugar medio apartado, como a unos 30 km. de acá, en el que se dio la particularidad de la afloración de una concentración importante de arena finita como las de la costa atlántica bonaerense. Allí incursioné en el surf arenero, con porrazo incluido, del que traje a casa algo de arena incorporada a mí.

Surfeando la arena Surfeando la arena 1 Surfeando la arena 2 Surfeando la arena 3

PONG!!

      Otra actividad que hago por estos lares es la de Escalar. Para ello voy dos veces por semana a un lugar en donde me instruyen en el tema. En las fotos siguientes se puede ver gente que participó de un encuentro de Escalada… A mí no me verán demostrando esa habilidad simplemente porque considero que aún me falta mucho por aprender.

Caminatas Gus 9 Escalada Gus Escalada Gus 2 Escalada Gus 3 Escalada Gus 4

           Aquí en interiores…

Escalada Gus 5 Escalada Gus 6 Escalada Gus 7 Escalada Gus 8

Disfrazados

Etiquetas

      El viernes 1º de julio, fuimos a festejar el cumple de nuestro amigo Julio, y el de Gabriela y Annabella en una fiesta privada que organizaron en Amnesia Disco, el boliche del pueblo. Era de disfraces, así que nos tuvimos que poner creativos, porque nos avisaron con poco tiempo. Así fue que yo me disfracé de Frida Kahlo…

Frida Frida2

      Y Gus de escocés, aunque después lo bautizaron “William Wallace”… William Wallace     Había barra libre, y pasaron música muy variada, inclusive mucho de los ‘80 y ‘90. La pasamos muy bien. Aquí los cumpleañeros…

Cumple Julio

      ¡Y la torta!

Cumple Julio 2

Cumple Julio 4 Cumple Julio 3

William Wallace 2

Rebobinando III

Etiquetas

      Al volver de Buenos Aires, ya siendo mediados de enero de 2016, nos fuimos ocupando de las tareas hogareñas, como la huerta, los perros, las gallinas y la construcción.

Ésta también quiere mi compu

     Las gallinas están un poco rebeldonas, buscando nuevos lugares en donde poner sus huevos, escondiendo sus tesoros. Pero las descubrimos…

Jugando a la gallina escondidaTesoro EscondidoTesoro Escondido 2

      A Fidel habíamos decidido volver a pelarlo, ya que así pasó mejor el verano pasado, y el pelo nuevo le sale más lindo, suave y ordenado. Pero en el pueblo, los peladores estaban de “máquinas caídas”, así que lo pelé yo a tijera…

Pompón mulita 2

      ¡De cerca parecía una mulita! :p

Pompón mulita

    Gus estuvo levantando pared, yo seguí un poco con los cerámicos, pero poco, y aún no lo he terminado.

Gus levantando paredGus levantando pared 2Un poco de sol

      De la huerta cosechamos algunas cositas muy ricas…

Repollo y cherries Frutillitas

      Y ya llegando a mediados de abril, empezamos a ver que se nos metía en nuestro terreno una gallina nueva, que a pesar de sacarla, volvía a aparecer. Un día descubrimos que pasaba las noches aquí también, subida a una rama alta de un álamo, por lo que desistimos en echarla, ya que si subía allí, bien podía salir y entrar al terreno a gusto y piacere.

Agregada Cultural 2 Agregada Cultural

      Luego pasó a instalarse a dormir al lado de nuestra habitación, sobre el respaldo de una silla, así que le hicimos un pequeño hogar, para que no sufra el frío ni las lluvias del otoño. Pasamos a llamarla, la agregada cultural…

Casita

    Recientemente descubrimos, sin embargo, que es… ¡GALLO! Cuando una madrugada se puso a cantar… ¡Claro! El primer tiempo era chiquito, no mucho más grande que nuestras gallinas, pero ahora podemos observar como le está creciendo la cresta, lo grande que está, las plumas en punta del cuello, y la salida incipiente de los espolones… ¡Con razón nunca se quiso ir! Vio a nuestras gallinas sin gallo, y dijo: “Pues me hago mi propio harén” (esto último debe leerse en tonada española).

Y es gallo nomás

      De mayo a mediados de junio tuvimos lluvia como nunca por esta zona, y hoy mismo mientras escribo esto, ya vamos por el tercer día de lluvia… Esto hace que el frío se sienta más… ¡Brrrr!

NubosidadDespejando

      Por último los dejo con Auca y Fidel, ambos con la idea fija… ¡Queremos comer!

Hay hambre Hay hambre II

Rebobinando II

Etiquetas

      Varias veces durante el 2015 nos planteamos con Gus si íbamos a viajar a Buenos Aires para las fiestas. Entre que compramos la Kangoo, y que fuimos viendo las reparaciones que debíamos hacerle, incluyendo la VTV, sin la cual no podíamos viajar, en determinado momento decidimos que no haríamos el viaje.

       Pero resulta que el 25 de diciembre a la noche nos llamaron los primos Kari, Pablo, Mara, Darío que todavía estaban de joda reunidos en la casa de los dos primeros. Palabra va, palabra viene, nos querían convencer de hacer el viaje. Cuando les contamos que a la Kangoo había que hacerle mucho para poder viajar, que había que hacer varias de esas cosas en Neuquén capital, y que era un bolonqui, nos contestaron “Y bueno, se van a Neuquén, se quedan un par de días, y después se vienen para acá”.

Estos primos

     La cosa que nos picó el bichito, y al día siguiente, que era sábado, le digo a Gus: “Es una locura lo que te voy a proponer, pero… ¿Vos tenés mucho pendiente en la Imprenta? Porque podríamos salir el lunes a Neuquén, quedarnos un par de días, hacer todo, y seguir para Buenos Aires el miércoles, onda de llegar a última hora de ese mismo día…”

    Y así fue nomás, a las corridas preparamos todo, nos organizamos, y el lunes al mediodía salimos para Neuquén. Con la Kangoo teníamos dos problemas mayores que resolver antes de hacer la VTV, algo del tren delantero, que no habíamos detectado exactamente cuál era el problema, y cambiar el parabrisas, para luego poder hacer la VTV (que esperábamos llegar a hacerla el martes a última hora, onda de bien tempranito el miércoles salir para Buenos Aires.

      Durante los dos días que debíamos estar en Neuquén, nos quedamos en un Hostel de Plottier (el siguiente pueblo después de Neuquén, hacia el oeste), muy bueno, y que aceptan mascotas… Hostel Yapay Peñi.

Yapay Peñi

       Ese lunes, cuando llegamos a Neuquén, comenzamos a buscar un lugar donde hacer los arreglos del tren delantero, sin suerte, ya que todos estaban hasta las manos. Para el martes ya teníamos reservado el turno para cambiar el parabrisas, y debíamos dejar la Kangoo en el lugar a las 8:30 de la mañana, y la retirábamos a las 16:30. Finalmente, previa revisión del caso, en un lugar nos dijeron que llevarámos la Kangoo al salir del lugar del parabrisas, que la iban a tomar para hacerle el tren delantero. Ese fue el primer retraso que sufrimos, ya que el plan era solucionar eso el lunes, para el martes ya ir a la VTV antes de que cerrara a las 17:30 hs…

       El martes, dejamos la Kangoo y nos fuimos por ahí con Auca, haciendo pequeños trámites que teníamos pendientes por el centro de Neuquén, y hacer pasar el tiempo hasta las 16:30 que pudiéramos retirar la camioneta. Hasta nos hicimos una siestita a la sombra de un árbol del Parque Central…

Atorrando en Neuquén

       A la hora señalada, retiramos la Kangoo, la llevamos al otro taller, y de nuevo, nos fuimos por ahí a matar el tiempo. El segundo retraso lo sufrimos cuando, al volver a buscar la camioneta, nos encontramos con la sorpresa de que no habían hecho nada. Para peor, nos querían convencer de que la dejáramos que la hacían al día siguiente y la podíamos retirar al mediodía. Nuestra indignación fue mucha, ya que le habíamos explicado a esta gente de nuestro apremio. Entonces le dijimos que no, que nos la llevábamos y que no haríamos el trabajo. Allí salió el jefe, o capataz, o dueño, y trató de convencernos de que la dejáramos, que nos la entregaba para las 9:30 am. Obviamente desconfiados, ya nos habían mentido una vez, no lo aceptamos. Nos fuimos.

      Esa noche decidimos: mañana hacemos la VTV a primera hora… depende de lo que nos digan que hay que hacerle, vemos si lo podemos resolver en el día, y salimos igual; si no, cancelábamos el viaje. También decidimos esto, porque luego de que revisaran la camioneta en cuatro lugares diferentes, todos decían algo distinto.

       El miércoles nos despedimos temprano de la gente del Hostel, y fuimos a hacer la VTV. Oh sorpresa, “se te acabaron las vacaciones flaco, con la rótula izquierda en ese estado no pueden salir a la ruta”. Ninguno de los que revisaron antes la Kangoo habían visto esa rótula…

      “Deben cambiar los amortiguadores, pero eso no es urgente, este viaje lo pueden hacer”. Eso era algo que más o menos sabíamos que podía ser parte del problema. Pedimos una recomendación al técnico de la VTV, y nos fuimos a buscar un lugar en donde hacerle esos trabajitos. Después de dar varias vueltas, sólo pudimos hacerle lo de la rótula, el balanceo y alineación… o eso yo entendí… Gustavo sabía que la alineación no se la habían hecho. Volvimos a la VTV, salimos con la aprobación y la recomendación de cambiar los amortiguadores antes de volver de Buenos Aires. Cargamos gnc, y salimos pal norte, hacia la triple frontera entre Neuquén, Río Negro y La Pampa.

       130 km mas tarde ocurrió el tercer retraso… En el medio de esos kilómetros le grité a Gus “¿¡Cómo que no le hicieron la alineación!?!?” La camioneta se bamboleaba de tal forma que así no podíamos seguir… Aceleraba, se iba para la izquierda, frenaba, se iba pa la derecha… ¡MAL! Ahí, por segunda vez, casi cancelo el viaje. Encima llovía…

      Paramos en Cacique Catriel, y luego de dar varias vueltas, porque no encontrábamos el lugar, y de esperar a que abriera a las 16:30 hs, dimos con un taller que nos hizo el trabajo, muy bien y más barato de lo que salía hacerlo en Neuquén. A las 17:30 volvimos a tomar la ruta. Ya ese miércoles no llegábamos.

      En el camino nos encontramos con esta nube… ¿tendrá un OVNI detrás?

Viaje ida

      En Buenos Aires, mientras tanto, aguardaban noticias nuestras sólo DOS personas, que debían guardar el secreto para no estropear la sorpresa… Marta y Nancy, una de cada lado de nuestras familias. Decidimos hacer noche en Macachín, La Pampa, en un Petit Hotel que conocemos y que nos aceptan con Auca. A las 9:00 de la mañana siguiente, ya estábamos tomando la ruta nuevamente.

EL padre

      Llegamos a Buenos Aires, y en particular, a la casa de mi viejo (donde habíamos planificado hospedarnos, aunque él no sabía nada) en Ciudad Evita a las 14:45, del jueves 31 de diciembre de 2015… Y allí empezó la odisea de caras de sorpresa y reencuentros, primero que nada con los viejos de un lado y el otro… ¡Lástima que no se nos ocurrió sacar foto a las caras!

tío y sobrinas

      A la mayoría de la familia, sin embargo, les dimos la sorpresota recién el primero de enero, cuando en manada todos se dirigieron a la clásica reunión en la casa de mi viejo, y donde nosotros nos dimos el lujo de abrirles la puerta y verles las caras…

Tute 1ro 2016 2 Tute 1ro 2016 3

      Por supuesto, una de las razones de estar allí para el primero de enero, era poder jugar al Clásico, el Partido de Tute Cabrero esperado todo el año… ¿Que gané, ja! Junto con mi primucha, Karina.

Tute 1ro 2016 4

       Nos quedamos hasta el sábado 9, día en que pegamos la vuelta, ya que los clientes de la Imprenta nos esperaban. En esos días morfamos como locos, chupamos de lo lindo (cerveza y vino, no sean mal pensados, che!), visitamos gente a lo perro, arreglamos la Kangoo, e hicimos compras de cosas que en Neuquén no se conseguían o estaban demasiado caras… (una vergüenza la monopolización de Windows del mercado de notebooks neuquino, tuve que ir a Buenos Aires para poder comprar una con Linux, y sin esa porquería en ninguna partición, y además, la pagué $4000 más barata… se joden los mercados neuquinos por idiotas).

       En el camino de vuelta, que también lo hicimos con algo de lluvia… (por suerte, la ruta del desierto a pleno sol es insoportable, aún con aire acondicionado), Gus sacó esta foto…

Viaje vuelta

Rebobinando I

Etiquetas

      Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que escribimos en este blog… Eso de las redes sociales (LIBRES) en las que uno saca una foto con el celular y las comparte con un grupo determinado, hace que uno se ponga vago a la hora de escribir, seleccionar fotos, y armar el blog. Pero acá va, tratando de ponernos al día, rebobinando en lo pasado desde el último post.

    Alrededor de fines de noviembre de 2015, salgo (yo, Diana) caminando hacia la huerta, para encontrarme con unos chillidos estertóreos desde las ramas superiores de la jarilla. Un pequeño loro, que había sido lastimado en un ala, me chillaba para que no me acerque…

Loroloco 1

      Con Gus lo fuimos arrinconando, hasta que tirándole una de esas paneras de plástico encima, logramos atraparlo. Lo pusimos en una caja, lo curamos como pudimos, nos ligamos varios apretones feos con su pico, y hasta lo llevamos al veterinario, quien le cortó algunas plumas del ala lastimada, le aplicó un desinflamatorio, y una crema antiséptica.

Loroloco

      El “Loroloco”, como pasamos a llamarlo, se fue acostumbrando a nuestra presencia y toqueteo, y de a poquito se amansó. A la noche lo encerrábamos en una caja con tapa, para que no se pierda entre las máquinas de la Imprenta. También tenía una jaula interior, donde pasaba parte de la mañana y anochecer, y una jaula exterior, donde pasaba el día…

Loroloco 5

Loroloco 2

      De a poquito lo fuimos sacando de la jaula… Nunca fue nuestra intención quedarnos con él, por lo que paulatinamente le fuimos dando más libertad. A veces lo ponía en algún árbol petiso del centro del terreno, mientras nosotros hacíamos cosas alrededor, y él se quedaba allí por horas, a veces “hablando” con sus congéneres que pasaban volando.

Loroloco 3

     Lamentablemente, cuando ya recuperó cierta capacidad de vuelo, se fue hacia afuera del terreno, y se ve que su alita remendada no le aguantó… Debió caerse al suelo, y un perro de un vecino fue más rápido que yo en encontrarlo. Cuando lo tomé en mis manos, su cuerpito aún estaba calentito, pero su corazón ya no latía…

Loroloco 4

      Así fue entonces que por seis meses vivimos con el Loroloco, y siempre lo recordaremos.

Loroloco 6

¿Es barato el pollo?

Etiquetas

   Hace unos días, yo Gustavo, compré un pollo de esos industrializados, marca “Pollolin” y quería constatar cuanto comemos de ello. Pesé el producto como lo traje, pesaba 2,554 kgr.

Pollo Congelado     A esto le saque la piel, gran parte de la grasa y la bolsita de menudos. Estos desperdicios que no son del todo así, porque alguito queda para la perra, pesaban casi ½ Kgr.

Grasa y piel extraida     Y el resto (carne, huesos y líquido incrustado) antes de meterlo al horno pesaba casi 1,700 Kgr.

Listo pa cocinar     Hay una diferencia en la suma de estas 2 últimas partes, que será de un poquito de hielo y algo más que se habrá ido por la cañería al limpiarlo en la pileta.

      Una vez cocido, pesó 1,064 Kgr.

Pollo cocido     De esta parte, la perra, ejercitó su dentadura con parte de los 163 gr. de huesos.

Huesos     La diferencia entre ambos números resultó ser de 901 gr., que fue lo único ingresado a nuestro sistema digestivo.

     En resumen… del pollo de 2,5 Kgr., comimos 901 gr. A $31,90 el kilo, siendo que el pollo pesaba en principio 2,554 kgr., esos 901 grs. costaron $81,47. Poco económico, ¿no?

 

Cadera en Resorte

Etiquetas

      El pasado 18 de septiembre se hizo a nivel nacional, la Maratón de Lectura, un evento promovido por la Fundación Leer, al que se pueden adherir las instituciones educativas que lo deseen.

    Durante este evento en la escuela donde trabajo (yo=Diana) realizamos una pequeña obra de teatro como cierre, en la que yo participé… un poquito, ya que disfrazada de nube violeta, debía moverme alrededor del escenario al compás de la música, cuando sentí un tirón muy grande, y un “clong” en mi cadera. Llegué a irme por el foro como debía, pero no pude volver a salir luego, ya que no podía caminar.

      No era la primera vez que sentía este tipo de tirones, ya que teniendo mi pierna izquierda más larga que la derecha, y por ser hiperlaxa, ocasionalmente me ocurría… Solo que no TAN fuerte como esta vez.

    ¿Consecuencia? Llamaron a la ambulancia, me llevaron al hospital, me medicaron por vía intravenosa, e hicieron la denuncia a la ART por accidente de trabajo.

      Desde entonces, varios viajes a Neuquén de por medio, estoy de licencia, mejorándome gradualmente de tremendo tirón y el daño que se produjo en los tejidos que rodean la cresta ilíaca izquierda y el trocánter mayor, con mucho reposo, frío-calor, kinesiología y untado de mejunjes desinflamatorios. Mañana nuevamente deberé ver al médico.

      Lo importante, y loco, de todo este suceso, es que me enteré que esos tirones que sentía yo en mi cadera, que me daban la impresión de que mi fémur se salía de lugar y volvía, se deben a un fenómeno llamado “Cadera en Resorte”.   😮

      Aquí les dejo un link que explica este loco fenómeno…

http://www.cto-am.com/caderaenresorte.